Regresar a los atajos accesibles

Síguenos en

RSS

Voluntad política y agenda común para disminuir analfabetismo en América Latina

 
Regresar a los atajos accesibles
Regresar a los atajos accesibles
Regresar a los atajos accesibles

Voluntad política y agenda común para disminuir analfabetismo en América Latina

 

México, D.F., 11 de septiembre de 2008.- Voluntad política para hacer frente al analfabetismo, políticas a la medida de cada región, de acuerdo a sus necesidades y particularidades, en donde sean explícitas las diferencias para avanzar más eficazmente, así como el establecimiento de una agenda de trabajo para encontrar definiciones comunes a los problemas que aquejan a los países en toda la región, son indispensables para abatir rezago educativo en América Latina y el Caribe.

Así lo propuso, con la representación de la Titular de la SEP, Josefina Vázquez Mota, el Subsecretario de Educación Media Superior (SEMS), Miguel Székely Pardo, al participar en la Conferencia Regional de América Latina y el Caribe sobre Alfabetización y preparatoria para CONFITEA VI.

Ante ministros y autoridades educativas de América Latina, el responsable de la SEMS aseguró que, paradójicamente mientras más se avanza en la lucha contra el analfabetismo más trabajo cuesta alfabetizar a los que se encuentran rezagados, debido a que dicha población se encuentra dispersa en su gran mayoría, en localidades apartadas con menos de 2 mil 500 habitantes.

Székely Pardo indicó que si bien en México el analfabetismo ha sido prácticamente erradicado en el rango de entre los 15 a los 24 años de edad, un 1.9 por ciento de la población no sabe leer ni escribir, y el 75 por ciento de las personas analfabetas son mayores de 40 años, lo que hace mucho más difícil revertir su situación, pues se ha demostrado que mientras más grandes son las personas en edad, mayor es también su resistencia al aprendizaje.

El Subsecretario reconoció que en México, 10.3 millones de personas no han terminado la educación primaria y 17.2 millones no cuentan con educación secundaria, lo que implica un total de 33 millones de personas que se encuentran en rezago educativo y puntualizó la importancia de que las políticas de alfabetización se enfoquen de distinta manera según el rango de edad.

En cuanto al presupuesto destinado en México a la alfabetización, Székely Pardo señaló que el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) gasta 3 mil 600 millones de pesos al año para atender a 5. 9 millones de analfabetas.

EDUCAR PARA INTEGRARSE Y SER EQUITATIVOS: ARGENTINA

En su oportunidad, la Viceministra de Equidad y Calidad del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de Argentina, Susana Montaldo, consideró que sin educación no es posible alcanzar la equidad, la integración, la participación y la justicia y afirmó que en América Latina será imposible hablar de democracia mientras existan personas analfabetas cuya condición las excluye por no ejercer plenamente la ciudadanía.

Por su parte, el representante de Perú, José Rivero Herrera, dijo que la educación y por lo tanto la alfabetización, contribuyen a la libertad y a la equidad, por lo que deben formar parte indispensable en el proyecto de cualquier nación con aspiraciones de justicia y lamentó que si bien en América Latina casi el 90 por ciento de la población está alfabetizada, sigue sin embargo, imperando la inequidad.

Durante su participación, el representante de España, Mariano Jabonero, reveló que harían falta poco más de 4 mil millones de dólares para financiar la alfabetización en la región de Iberoamérica, por lo que es necesario destinar mayores asignaciones en los presupuestos de los países, junto a medidas tales como la prevención de la deserción escolar, junto con un gasto eficiente, es decir, gastar más pero gastarlo mejor, focalizando los recursos a los destinatarios de los distintos programas de gobierno y no en mera estructura de las instituciones o asuntos complementarios.

Finalmente, Raúl Leis, del Consejo de Educación de Adultos de América Latina, hizo votos porque se encaminen los esfuerzos a la construcción de una ciudadanía letrada ya que en esa medida, se contará con una sociedad transformadora, movilizadora y participativa.

Agregó que es importante que la población visualice a la alfabetización como un derecho, como una reivindicación propia de quienes se han visto marginados, y no como una dádiva del estado, y apuntó que es necesario también, alentar la vigilancia ciudadana para fiscalizar el avance real de las políticas educativas en América Latina.

Voluntad política para hacer frente al analfabetismo, políticas a la medida de cada región, de acuerdo a sus necesidades y particularidades, en donde sean explícitas las diferencias para avanzar más eficazmente, así como el establecimiento de una agenda de trabajo para encontrar definiciones comunes a los problemas que aquejan a los países en toda la región, son indispensables para abatir rezago educativo en América Latina y el Caribe.

Última modificación:
Wednesday, June 19, 2013 a las 17:22:19 por oficina de enlace de comunicación de la SEMS Regresar a los atajos accesibles